Muchas Gracias

Durante todo el viaje noté su mal genio. Me llamó la atención lo desagradable que era con todos los pasajeros. Casi ninguno alcanzaba a subir al bus cuando aceleraba, con extraña prepotencia. No quiso llevar a 3 chicos que le dijeron “me lleva por $200“, y casi mató a una señora que olvidó su pase de tercera edad. La agresividad del chofer era descomunal.

 

Comencé a preguntarme el porqué de su malestar. Pensé que, quizás, esta no era la vida que el pobre hombre planeó en su juventud. Tenía un par de stickers pegoteados en el techo sobre su cabeza; HuachipatoCristo, su familia y AC/DC. Era una careta. No me cabía duda alguna de que su rabia extrapolada no era genuina, sino una forma de escapar de algo.

 

Un fulano se levantó. Caminó a la puerta y le dijo “me deja en la esquina?”. El chofer apenas si detuvo la maquina, a regañadientes, para que el hombre, sin decir palabra, se bajara. Aceleró apenas el pasajero puso un pie fuera del bus. Y entonces comprendí todo. Comprendí el botón que activaba el mecanismo de defensa. El porqué de su frustración.

 

Me puse de pie, avancé y detuve a su lado. “Me deja en el paradero, por favor?”, pregunté. No obtuve respuesta, pero la micro redujo de inmediato su velocidad. Justo antes de bajarme, giré mi cabeza lentamente, haciendo de rogar las palabras, buscando su atención, y le dije “muchas gracias, caballero“. Me miró fijamente y apenas esbozó una sonrisa, pero su ojos lo delataron al instante.

 

Y es que nadie nunca le decía “gracias”. La eterna creencia que el chofer es un esclavo una vez que recibe el dinero del pasaje. Que no piensa, que no siente, que no sufre… que no sueña. Vi en sus ojos la alegría provocada por mi insignificante acto de reconocimiento de su trabajo. De un trabajo bien hecho, útil, indispensable.

 

Quizás hoy tendré que caminar un rato bajo la lluvia, por la insensatez de bajarme 12 cuadras antes de mi casa. Pero al menos un buen hombre irá a su casa de mejor ánimo, disfrutará un poco más a su familia y dormirá tranquilo. Suena justo.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s